miércoles, 12 de marzo de 2014

¿Vuelas o bailas?



Hoy os traigo un look muy especial, que me apetecía mucho compartir con vosotros por dos razones. La primera es por las prendas que lo componen. ¡Todas me encantan! La camisa repleta de besos... ¡Me enamoró en cuanto la ví! Es de Mango de esta temporada, ¿se os ocurre una mejor manera de empezar el día que repleta de besos? Empezando así.. 

¡Nada puede ir mal!  
Y la falda... No se si girar hasta ponerme a volar o bailar y dejar que tome vida propia, jeje, cualquiera de las dos opciones creo que es válida. Como os iré mostrando me gustan las faltas en todas sus versiones, lapíz, cómo ya os he enseñado, de vuelo, minis, maxi... La falda es una prenda reservada para las chicas en casi todos los lugares del planeta, exceptuando algun país y alguna colección innovadora para el género masculino pero, que no ha triunfado... Así que, ¡debemos disfrutar de nuestra exclusividad!


Pero, ¿qué sabéis de la falda? Para hablar de ella deberíamos remontarnos casi hasta el inicio de los tiempos, ya que nuestros antepasados en las cavernas llevaban pieles alrededor de la cintura, por lo que podríamos decir que ese fue el incio de la falda. Después esta prenda continuó siendo habitual en hombres y mujeres durante varias civilizaciones como la la egipcia, la griega o la romana. Y más tarde en la Edad Media, las gentes más rica empezaron a rematarla con otros tejidos o piedras preciosas, y es entonces cuando empezó a ser producto exclusivo de las mujeres. Con el paso de los siglos comenzaron a lucir faldas cada vez más largas e incómodas, lo que hacía que necesitaran la ayuda de sirvientas para vestirse cada mañana. Pero ésto sólo se alargó hasta la Primera Guerra Mundial, en la cual debido a la crisis, se tuvo que reducir en la tela y en el tiempo que se empleaba en el vestir. Después a lo largo del SXX la moda ha ido variando muucho, pero la gran revolución llega de mano de Mary Quiant, cuando esta presenta la minifalda. ¡Qué revolución y qué escándalo! Todavía algunos tiemblan al verla... jaja. Pero de ésta ya os hablaré en otro post, ¡en el que lleve una!
 


Además de la falta llevo una chupita de cuero, bastante liviana y arriesgándome a morirme de frío, ¡pero no! La primavera parece que se va a acercando... Y unos botines de taconazo con cordones, no los uso mucho pero la ocasión lo merecía.


La otra razón por la que me hacía ilusión enseñaros las fotos es por la persona que me hizo las fotos. Una  amiga del trabajo que a pesar de no tener naaaada en común a simple vista, conectamos desde el primer momento. Es de esas personas que no sigue las tendencias ni de lejos, no lee revistas de moda y el rosa nunca formará parte de su armario, pero aún así, ¡a mi me sigue! Y a pesar de no tener nada en común, hay muchas cosas que nos conectan. Porque para mi, las personas hay que conocerlas antes de juzgarlas. Desde aquí le quiero dar las gracias por ser como es y por estar siempre ahí!

Yo por mi trabajo es cierto que me fijo en las apariencias o en la primera imagen que me proyecta la persona que tengo en frente pero, siempre que puedo intento no quedarme en la superficie. Porque las personas somos mucho más de lo que a simple vista podemos descubrir. Como la gente que acude a mi, que hay veces que esa imagen que proyecta no es la que desea pero no sabe por dónde empezar para mejorarla. Por eso, el trabajo de un personal shopper o estilista es importante y disfruto tanto cuando la persona a la que ayudo a sentirse mejor me dice: "Guauuuu, me siento guapísima" o "¡Ahora sí!" ¡¡Eso es lo que me hace seguir!! Y disfruto descubriendo que tienen en sus perfiles las fotos de los cambios que hago con ellos. :)

Creo que otro día os hablaré de la importancia de un personal shopper, porque algunos os preguntareis, si todo el mundo se sabe vestir, ¿por qué son necesarios?

¡Espero que os haya gustado mi look de hoy!

                                                        ¡BUEN DÍA!


EvaSanvivas
























































































 También puedes mirar los servicios a través de: 




Y para cualquier consulta puedes escribirme a:  








¡GRACIAS POR SEGUIRME!

5 comentarios:

  1. ¿Por qué ya no escribes en inglés?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ser como eres. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Muuchas gracias Belén!! Tú si que vales!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Anonimo si queréis, volveré a escribir en inglés!! Lo preferís?

    ResponderEliminar